"...Acepta este cuento, y con dedos delicados ponlo donde están trenzados, sueños del mundo infantil, con la cinta del recuerdo, como coronas ajadas, hechas de flores cortadas en un lejano país." Lewis Carroll